Dos penínsulas distantes. Balcánica e ibérica. Dos países-frontera, dos transiciones democráticas, dos guerras civiles. Quienes traducimos los contenidos de este blog transitamos por ambas. Y transitábamos por el sur de los Balcanes cuando un buen día nos topamos con un análisis político y unas referencias inusuales. La actual crisis económica ya había comenzado, el estado de emergencia informativo nos tenía aturdidos de tanto arrearnos en la cabeza y el futuro que le esperaba a nuestra generación (la mejor preparada de la historia, nos decían) pintaba negro. En medio de este panorama, las publicaciones de los grupos políticos vinculados a la asamblea antifascista Autonome Antifa (Atenas) ofrecían un método consistente de decodificación de la realidad y, de paso, ponían de relieve más aspectos en los que estas dos penínsulas distantes, Grecia y España, se tocaban. A través de sus textos, los que aquí presentamos, el batiburrillo de informaciones de última hora, opiniones de expertos, indignaciones y otras protestas encendidas empezaba a cobrar sentido. Las realidades a las que se referían pasaban a constituir fenómenos políticos y estrategias de mayor envergadura, a estar relacionadas entre sí y a tener un pasado. Se llamaban demolición del estado keynesiano y de su sistema de mediaciones desde la transición, ilegalización del trabajo inmigrante, racismo como ideología con utilidad militar interior y exterior, organización militar del trabajo, la sanidad y otras dimensiones de lo social, gestión de las corrientes migratorias, etc. Y todas ellas tenían en común al estado capitalista y su historia.

Pero igual que ni el estado ni todo aquello habían salido de la nada, estos textos también son el resultado de un devenir histórico particular. El proceso histórico que los ha originado se conoce hoy como entorno antiautoritario griego; concretamente, proceden de una parte de él que se define como autonomía o movimiento autónomo. Los primeros ochenta, época de afianzamiento de la transición democrática griega, son el arranque del «entorno». Por aquel entonces, surgía como ámbito de desarrollo político y cultural de un nuevo sujeto social de relevancia creciente. Y junto a los primeros pasos de este actor joven, anticonformista y con origen en el proletariado y en las capas más bajas de la clase media, aparecían también los mecanismos de mediación de su subjetividad, en manos de la izquierda estatal. Ya a mediados de los noventa, el «entorno» veía nacer en su interior a la autonomía. Esta se presentó bajo la forma de una crítica a la relajación de sus estructuras organizativas y a sus enfoques políticos no clasistas, pero la aparición de la autonomía no era una crítica al «entorno» sin más. También a mediados de los noventa, culminaba el gran proyecto ideológico de la transición de 1974, la construcción de una ideología de la reconciliación nacional: el cuerpo nacional griego. En la actualidad, el movimiento autónomo debe entenderse más bien como respuesta histórica a la prevalencia absoluta de este conjunto de ideas racistas, sexistas, consumistas y arribistas sobre lo social que pretendía enterrar unas nociones inscritas de forma muy significativa en la historia reciente del país: las nociones de clase social y trabajo.

Con semejantes antecedentes, el elemento común a estos textos de temática tan diversa no podía ser otro que el enfoque clasista e histórico de su análisis, el cual como ya hemos dicho no es de lo más corriente. De él, resultan nociones algo inusuales también. En primer lugar, una visión del estado capitalista como mecanismo de representación de las correlaciones de clase nacionales o, lo que es lo mismo, como la organización política de los patrones de una sociedad nacional. Un estado, por tanto, cuya estrategia política depende de relaciones sociales y no de personalidades, partidos o ideologías. Al mismo tiempo, una estructura que funciona en su interior como entramado de intereses materiales organizados en facciones, esto es, que está en constante lucha interna. En segundo lugar, una visión del fascismo como proceso histórico ligado a periodos de crisis del capital que se traduce en estrategias políticas de desvalorización de la clase trabajadora hasta su exterminio masivo. Un fascismo, desde esta perspectiva, que deja de ser un fenómeno limitado a neonazis, ideologías raciales y símbolos antiguos para convertirse en la estrategia que subyace a las actuales políticas estatales de gestión del trabajo y la vida de la clase trabajadora nacional, más manifiestamente de su sector inmigrante. También, y así termina de entrar en relación con la noción de estado capitalista (su verdadero impulsor), la estrategia que subyace a los actuales conflictos internacionales. En resumen, estos textos hacen hincapié frente a las celebradas teorías sobre la globalización y el fin del estado-nación en las dimensiones de la fuerza del estado capitalista como actor político tanto dentro de su territorio como en el exterior.

Este blog busca acercar los textos del movimiento autónomo griego a la correspondiente región de nuestra otra península, es decir, al entorno antiautoritario español. A nuestro entender, el movimiento autónomo griego es un ejemplo de organización de clase que a lo largo de los años ha demostrado la tenacidad suficiente para construir en medio de un entorno ideológicamente hostil un discurso anticapitalista y antifascista sólido e incluso original. También para divulgarlo y para defenderlo con acierto y en la medida de sus posibilidades en la práctica. Como tal, constituye hasta donde sabemos una experiencia organizativa sin equivalente hoy en día en España y que merece ser conocida fuera del sur de los Balcanes. Esto no significa que nos hayamos olvidado de que lo que pretendemos dar a conocer son unos textos que se refieren sobre todo a una realidad política, la griega, que suscita un interés inconstante en el extranjero. Nuestro propósito, no obstante, más que del gran valor y el interés por sí mismos de estos textos, surge de la convicción de que a través de su enfoque certero puede verse reflejada, incluso en la historia reciente griega, la realidad política española.

11/2014

A %d blogueros les gusta esto: