archivo

Organización autónoma antifascista

El cartel blanco traducido.

El cartel blanco traducido.

Por lo que hemos podido ver, el cartel blanco que la asamblea Autonome Antifa pegó por las calles de Atenas antes del verano ha despertado unos sentimientos que, teniendo en cuenta la situación de analgesia generalizada de la época, podrían calificarse hasta de intensos.

No nos sorprende. Hemos aprendido, tanto del trabajo de publicación de esta revista como de iniciativas anteriores, que quien se empeña en pinchar en el tema de la responsabilidad de los sujetos (en especial de los trabajadores) sobre aquello que les sucede está condenado a ser el blanco de los ataques furibundos de diversos revolucionarios. No porque haga mal, sino por razones de mayor peso. Concretamente, lo que sostenemos es que a quien ofenden iniciativas como el cartel blanco es al leninismo (más aún, al leninismo tosco y mal disimulado) que caracteriza a todas y cada una de las vanguardias imaginariamente revolucionarias de este país.

Leer más

Anuncios

La guerra civil griega no se resolvió con un gran plan de mediación como en los países del «industrializado Occidente». En el 1950 griego, no había ni industria ni cadena de montaje ni sindicatos de izquierdas que canalizaran la oposición obrera ni un partido comunista que se presentara a las elecciones y teorizara sobre la «vía pacífica hacia el socialismo». En el 1950 griego, había un policía en la esquina, comunistas en el exilio, colaboracionistas de la ocupación nazi en puestos clave de la administración y, en las soflamas de las fiestas nacionales, alusiones no a la guerra civil, sino a una «guerra contra las bandas de forajidos». Hasta la educación y el acceso a la administración pública, esas antiquísimas válvulas de escape de la tensión social, fueron minadas de elementos de control de las creencias políticas como el célebre Certificado de convicciones sociales.

Leer más